Protege tu casa del frío

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las bajas temperaturas anuncian la llegada inminente del invierno, un periodo en el que el grado de confortabilidad de la vivienda queda patente y en el que nunca está de más incrementarlo siguiendo una serie de pautas. Desde la reforma total de los sistemas de aislamiento y calefacción de nuestra casa hasta la inspección minuciosa de los lugares por los que se puede perder calor, cualquier acción es buena para reducir los niveles de frío y humedad en estas fechas.

Además, estaremos contribuyendo al medio ambiente y a la economía doméstica, ya que una casa mal aislada necesita más producción de calor para mantener su temperatura, aumentando su consumo energético.

Pequeñas mejoras en el aislamiento pueden conllevar ahorros energéticos y económicos de hasta un 30%.

Una casa mal aislada necesita más producción de calor para mantener su temperatura. Toma medidas:

Techos.- Suponen la superficie por la que más calor se pierde en una vivienda, hasta el punto de que su aislamiento puede llegar a reducir en un 35% los gastos en calefacción. Se puede aislar con láminas de fibra mineral, como lana de piedra o fibra de vidrio.También pueden cubrirse con pinturas especiales, que desvían el calor hacia otro punto.

Suelos.- También existen aislantes de fibras minerales para estas superficies. Las alfombras permiten reducir la pérdida de calor por el suelo, aunque la instalación de la calefacción vaya por ahí.

Paredes.- La instalación de una capa de tres centímetros de corcho, fibra de vidrio o poliuretano tiene la misma capacidad aislante que un muro de piedra de un metro de espesor. Sin embargo, los ladrillos huecos siguen siendo para muchos profesionales el mejor aislante.

Ventanas.- Los sistemas de doble cristal o doble ventana reducen prácticamente a la mitad la pérdida de calor con respecto al acristalamiento sencillo. Las mejores carpinterías para el marco son las denominadas de rotura de puente térmico, que contienen material aislante entre la parte interna y externa del marco.

Persianas.- Procura que los cajetines de las persianas no tengan rendijas y estén convenientemente aislados. Utiliza láminas adhesivas de algún material plástico transparente para pegarlas a marcos y acristalamientos.

Puertas.- Conviene utilizar burletes para mejorar el cierre de las puertas.

Juntas.- Usa aislantes detrás de los zócalos, donde la pared y el suelo se juntan, así como en las coyunturas de los marcos de las puertas y paredes. Para tapar las rendijas y disminuir las infiltraciones de aire de puertas y ventanas, puedes emplear medios sencillos y baratos, como la silicona, la masilla o el burlete. Ahorrarás entre un 5% y un 10% de energía. Un buen uso de la calefacción

Todas estas medidas no tendrán ningún efecto si no se hace un uso racional del sistema de calefacción. Así, hay que saber que la regulación de la temperatura en 20 grados es bastante para mantener el confort. Si no hace demasiado frío, basta con encender la calefacción durante el día; por la noche, el calor acumulado será suficiente. Tampoco hace falta ventilar durante horas, 10 minutos bastan.

Fuente: http://www.20minutos.es

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s